Las Redes Sociales no son “Buenas” son NECESARIAS

Las Redes de Mercadeo y las Sociales están intrínsecamente relacionadas, considerando que los entornos digitales ya forman parte fundamental de la mayoría de personas en el mundo.

Desde la conexión hasta la interacción, nos hemos convertido en seres tecnológicos y lo que antes llamábamos tendencias, como internet, hoy ya no se les puede considerar de igual forma porque llegaron para quedarse y formar parte de muchos aspectos culturales, sociales, económicos y de desarrollo humano.

Es poco probable que hayamos escuchado el término “Inmigrante y Nativo digital”, y es la forma en la que el escritor Mark Prensky se refiere a los que llegaron a la era tecnológica y los que nacieron en ella, las generaciones de millennials en adelante. Considerando estas dos clasificaciones, debemos ubicarnos en el término que nos corresponde y marcar algunas diferencias.

La inmigración digital no es más que haber sido lanzados a un mundo tecnológico con un desarrollo exponencial que lo cambió todo para la mayoría de personas, desde la forma de estudiar, hasta la de comprar y conectarse con otros.

Por otro lado, los nativos digitales son aquellos que nacieron luego de la aparición de internet y la tecnología, por lo tanto, sus mundos están desarrollados entre dispositivos y sistemas desde la concepción. Ahora bien, si estás leyendo esto y eres de la generación que nació antes del desarrollo de internet pero has decidido convertirte en un networker profesional, es importante que aprendas a ser un buen inmigrante digital y sacar el mayor provecho de las herramientas a tu alcance.

Considera lo siguiente: cuando haces una presentación de negocio a un prospecto ¿qué crees que es lo primero que él o ella harán una vez termine la reunión contigo? Muy probablemente sea indagar en Instagram o Facebook sobre ti, sobre la compañía de la que hablas y sobre la sinceridad de tu presentación.

Por eso es de suma importancia que consideres con cuidado lo que publicas en tus redes, para dar una excelente imagen y proyectar de forma congruente tus palabras con tu estilo de vida. Incluso, puede servirte para conectar con personas que al ver tu forma de vivir quieran preguntarte ¿qué estás haciendo?

Aquí comparto algunos consejos sobre lo que puedes hacer y lo que debes evitar:

* Trata de ser siempre honesto. Tus seguidores y amigos valorarán tu esencia sin que aparentes lo que no eres o tienes.

* Comparte contenido de valor para tus clientes y seguidores; recuerda que a la gente le encanta comprar pero le molesta que le vendan.

* Saca buenas fotos en tus viajes, paseos o de tu día a día; puedes sacar provecho a la frase: una imagen dice más que mil palabras. No necesitas tener una cámara profesional, porque la mayoría de dispositivos celulares cuentan con buena cámara, solo requieres aprender un poco sobre iluminación y composición.

* Cuida mucho tu discurso: evita compartir contenido negativo sobre la situación, el gobierno o lo que sucede a tu alrededor. Si te conviertes en un foco de esperanza, tendrás más seguidores interesados en ti.

* Dedica tiempo a comentar, conectar y compartir con tu comunidad para que así ésta crezca más.

* Cuida mucho tu privacidad y deja los perfiles públicos para que cual quiera pueda encontrarte. También puedes crear perfiles alternos para llevar tu negocio y así mantener uno privado con tu círculo más cercano.

Son muchos los consejos que puedo darte acerca de un manejo eficaz de tus propias redes sociales, pero lo más importante es que trabajes en ellas. Dedícale tiempo y aprende, para que puedas ver resultados increíbles en poco tiempo. Invierte en tu imagen en Social Media, y verás que al dar el mensaje correcto a las personas indicadas, tu negocio empezará a crecer más rápido de lo que esperas; después de todo, sino estás en la era tecnológica estás condenado(a) a quedar obsoleto(a).

La Fórmula del ÉXITO (por Felipe Villegas)

Recordar hace parte de nuestro día a día, de nuestro ser, de nuestro presente y hasta de nuestro futuro. Hace algunos meses tuve la oportunidad de presenciar una disertación maravillosa en un evento para compañías de venta directa. De ese día recuerdo muchas cosas que hablaron, pero mi memoria hace especial énfasis en la Fórmula.

En ese momento vinieron a mi cabeza varios recuerdos. El primero de ellos: mis clases de matemáticas, mi colegio y universidad. El segundo recuerdo fue mis estudios de mercadeo y el tercer recuerdo fue el inicio de nuestra empresa.

La fórmula que allí vi es: VD=(PxO)e y cuando apareció en pantalla recordé esas clases de álgebra y de cálculo, donde las matemáticas nos daba esa formación lógica y donde las fórmulas nos ayudaban a resolver problemas y nos retaban a pensar más allá de las simples letras y números.
Pero mis recuerdos de los estudios de mercadeo se hicieron presentes, cuando vi lo que significaba cada variable de la ecuación.
VD= Venta Directa
P= Producto
O=Oportunidad y
e= Empoderamiento en tecnología

Inmediatamente vinieron a mí todos esos detalles de la mezcla de mercadeo, las 4 Ps (que ahora son 7) y la importancia del producto en la ecuación. Pero uno de los recuerdos que llegó con mayor importancia fue cuando meses después, hablando con uno de los socios fundadores de nuestra empresa sobre la fórmula, él me dijo que a ella le deberíamos agregar la L y que la fórmula debería ser VD=(PxOxL)e

Ese fue un gran recuerdo de lo que significa aprender más, agregar conocimiento nuevo a lo que aprendemos y sobre todo, a trabajar en equipo para siempre crecer y mejorar, un recuerdo de cuando comenzamos nuestra empresa, donde cada uno aportó su conocimiento para fundar las bases de lo que hoy tenemos, y seguir agregando y trabajando para ser mejores cada día.

Esa L significa Liderazgo, y el resumen de nuestra fórmula, es que el éxito de una empresa de Venta Directa es igual a la multiplicación de un gran Producto, una buena Oportunidad y un Liderazgo de excelencia, todo eso elevado a la potencia de una alta tecnología.

Ahora más que nunca, puedo decir que esta gran combinación nos está llevando y nos lanzará sin duda a niveles inesperados de crecimiento, a lugares que nunca hemos visto que nos permitirán recordar este momento, en el futuro, como un momento único e histórico es nuestro desarrollo. Así que ¡Recuerda esta fecha!